top of page

Cómo Administrar su Energía

¿Sueles llegar al final del día sin energía, sólo con ganas de acurrucarte en el sofá y ver la televisión o alguna serie? A partir de ahora aprenderás a interpretar las verdaderas necesidades de tu cuerpo. ¡No se trata de elegir el sofá o la serie! Esta es una señal de advertencia que indica bajos niveles de energía. Descubre estrategias rápidas y efectivas para afrontar esta situación.


¿Sin energía? 🪫

  • Si todos los días 🫠

  • Sí, pero rara vez 🫤

  • No, siempre tengo mucha energía. 🤩


 

Índice

  • Energía química: ATP, cómo optimizar la respiración

  • Conciencia corporal y ejercicio básico para utilizar tu potencial respiratorio

  • ¿Cuántos litros de aire respiras?

  • Prána: La energía que buscaban los astronautas

  • Vía rápida de energía a la corteza cerebral

  • Antiestrés y estabilidad emocional

  • Resumen

 

Energía química: ATP, cómo optimizar la respiración


Después de todo, ¿qué es la energía y cómo se relaciona con el Yoga?

Nuestra energía, en términos químicos para las células, se almacena en forma de ATP (Trifosfato de adenosina) (Fuente: Wikipédia). Esta sustancia funciona como una especie de moneda energética celular, proporcionando a las células la energía necesaria para actividades como correr, preparar la cena e incluso para el proceso de pensamiento. La generación de ATP requiere no sólo de glucosa obtenida a través de los alimentos, sino también de grandes cantidades de oxígeno absorbido a través de la respiración. Sorprendentemente, los pulmones son sólo una etapa del viaje respiratorio: ¡la verdadera respiración ocurre a nivel celular!


A Glicose e o ATP

Al combinar oxígeno con glucosa, la producción de ATP aumenta significativamente de 2 ATP a unos impresionantes 38 ATP.

Invertir en una respiración eficaz es fundamental para optimizar este proceso energético.



Conciencia corporal y ejercicio básico para utilizar tu potencial respiratorio


Ahora te traemos una buena noticia: puedes duplicar (o incluso más) la cantidad de oxígeno absorbido con cada respiración, y el Yoga es la clave para ello.

Empiece por evaluar su espalda. Al pensar en ellos, ¿has notado alguna mejora en tu postura? ¡Excelente! Ahora concéntrate en tu abdomen. ¿Notas movimiento al respirar? Si notas que tu ombligo se mueve mientras respiras, ¡enhorabuena!


Distribuição do ar nos pulmões

Para muchos occidentales, la respuesta es "no". Sorprendentemente, alrededor del 60% del volumen de los pulmones se encuentra en la región abdominal. Desgraciadamente, muchas personas en Occidente no aprovechan plenamente esta capacidad pulmonar, lo que no es favorable para su salud.

El primer ejercicio imprescindible a dominar es la respiración abdominal. ¿Suena desafiante? De hecho, todos nacemos respirando utilizando la zona abdominal de nuestros pulmones; El desafío es saber hacerlo conscientemente.


En Yoga Tradicional de la India, tal como lo enseña la Portuguese Yoga Confederation, exploramos las 14 disciplinas técnicas del Yoga. Uno de ellos es Pránáyáma, que consiste en ejercicios respiratorios con influencia energética y neurovegetativa. Esta disciplina abarca 40 ejercicios diferentes, contribuyendo no sólo a aumentar nuestra energía, ¡sino también al equilibrio emocional!

Aprendemos a (con cada respiración) aumentar la absorción de oxígeno, lo que se traduce en generar más ATP, la energía química esencial para el funcionamiento de nuestro cuerpo.


¿Cuántos litros de aire respiras?


Poniéndolo en perspectiva, un individuo occidental consume, de media, unos 9 litros de aire por minuto, lo que no equivale al volumen contenido en 2 cubos domésticos.


Volume de ar inspirado em 1 minuto

Cuando practicamos la respiración completa, utilizamos plenamente nuestra capacidad pulmonar. En la práctica, es posible alcanzar hasta 30L, el equivalente a seis cubos llenos (Fuente: André Van Lysebeth en 'Perfecciono mi Yoga').



Prána: La energía que buscaban los astronautas


¡Y los descubrimientos continúan! Además de oxígeno, absorbemos dióxido de oxígeno del aire, conocido en sánskrta como prana, fundamental para sentirnos “llenos” 🔋🔋🔋. La NASA, durante la carrera espacial, se enfrentó al reto de que los astronautas, a pesar de su preparación física, perdían fuerzas al permanecer en cámaras estancas. Después de una extensa investigación (Fuente: NASA), se desarrolló una tecnología, hoy conocida como ionizadores, para enriquecer el aire con aniones de oxígeno. ¿Ese misterioso botón de los aires acondicionados que indica ionización? Está introduciendo aniones de oxígeno (bioenergía) en el aire.


El término prána se incorpora al nombre de la disciplina técnica Pránáyáma, que consta de 40 ejercicios transmitidos a lo largo de milenios, recordando al ser humano sus habilidades innatas. Estos ejercicios aportan una considerable fuente de energía, permitiéndonos vivir nuestra vida como superhéroes, disfrutando de cada momento.



Vía rápida de energía a la corteza cerebral


En Yoga descubrimos una manera rápida de llevar prana directamente a nuestra corteza cerebral: respirando profundamente por la nariz, como si oliéramos una flor.

Respiração nasal

En los ejercicios de Yoga, siempre respiramos por la nariz, tanto al inhalar como al exhalar (con raras excepciones), programando el cuerpo para la eficiencia energética. El bulbo olfatorio, conectado al cerebro a través del sistema nervioso, es vital en este proceso e influye en áreas clave del cerebro.


Un docente debidamente certificado por la DGERT (con un mínimo de 6500 horas para el primer nivel) aprende estos 40 ejercicios, comprende sus propósitos y sus beneficios. Por ejemplo, aprenden a hiperoxigenar el cerebro para afrontar picos de trabajo o estudio (Bhastriká). Además, exploran la combinación de la respiración con Ásanas - Posiciones Psicofísicas- transformando la gravedad en tu aliada para mantener la energía constante.



Antiestrés y estabilidad emocional


Hay descubrimientos aún más fascinantes sobre los beneficios de Pránáyáma, incluido su impacto antiestrés (ya que en situaciones estresantes desperdiciamos una cantidad considerable de energía) y su papel en la promoción de la estabilidad emocional.


Reflexiona por un momento: ¿alguna vez has tomado una decisión sabia cuando estabas extremadamente angustiado, enojado, eufórico o triste? ¿Cuánto tiempo y energía necesitó gastar para remediar tal decisión? La respiración está estrechamente ligada a nuestras emociones. Observe el ritmo de su respiración cuando esté tranquilo y en paz en comparación con momentos de angustia. Así como todo en el cosmos sigue un ritmo, nosotros, como parte de la naturaleza, también estamos influenciados por este ritmo. La práctica constante de Pránayáma nos guía hacia un estado de equilibrio emocional.

Por ejemplo, la respiración abdominal permite estimular el nervio vago debido a la proximidad anatómica entre este nervio y el diafragma (músculo principal de la respiración). El nervio vago es el nervio principal del sistema nervioso parasimpático, responsable de ralentizar muchas de nuestras funciones vitales (latidos del corazón, respiración, etc.). A través de la respiración podemos contrarrestar la hiperestimulación del estrés, que es un acelerador.

El ritmo también juega un papel importante.

Observe el ritmo al que respira cuando está tranquilo y en paz o cuando está angustiado. Todo en el cosmos tiene ritmo, somos parte de la naturaleza, el ritmo también nos influye.

Al practicar con un profesor certificado aprendemos no sólo qué ejercicio utilizar en cada situación sino también a qué ritmo aplicarlo.



Resumen


¡El yoga ofrece soluciones rápidas y efectivas para recargar energías y relajarnos, permitiéndonos vivir nuestras vidas como superhéroes! La práctica del Yoga reprograma nuestro cuerpo para que funcione eficientemente, adoptando enfoques como la respiración abdominal para utilizar el área con mayor volumen de los pulmones, la respiración completa para maximizar la absorción de oxígeno y prana, y la respiración por la nariz para dirigir el prana directamente a la corteza cerebral. Además, existen ejercicios específicos, como la hiperoxigenación (Bhastriká).


El yoga no sólo actúa como antídoto contra el estrés, sino que también favorece la estabilidad emocional, traduciéndose en un ahorro energético. Estos son sólo tres de los 40 ejercicios de Pránáyama - ejercicios de respiración con influencia energética y neurovegetativa que se pueden aprender de un profesor de Yoga Tradicional de la India, certificado por la DGERT, con una formación certificada de 6500 horas.


Al tomar el control de nuestra energía, podemos dirigirla hacia nuestros propósitos y metas. Además de esta disciplina técnica, ¡hay otras 13 materias principales (y 6 secundarias) para explorar!


Y aquí tienes un valioso consejo:

Ahorre tiempo - practique Yoga.

1 visualización

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Commenting has been turned off.
bottom of page